Buscar

¡Todo lo que debes saber sobre tu Reserva Ovárica!

Actualizado: mar 29




La reserva ovárica se oye como algo lejano y sin importancia para la mayoría de nosotras, cuando por el contrario es una de las piezas clave de nuestra fertilidad a la que pocas veces le damos la importancia que merece.

Sabias que desde que estamos en el vientre de nuestra madre… todas las mujeres aproximadamente a los 4 meses de gestación ya tenemos todos los óvulos que habrá en nuestra vida?

Al nacer una mujer tiene aprox 1 millon de ovocitos, (¡Woow! y porque nos preocupamos entonces por la cantidad de nuestra reserva Yaz?), para el momento en el que alcanzamos la adolescencia tenemos mas o menos la mitad de esto entre 400 y 500 mil (ven a que me refiero), de estos 400 mil, irán disminuyendo conforme vamos envejeciendo y sólo alrededor de 400 llegarán a la ovulación a lo largo de toda su etapa de vida fértil.

Entonces... ¿Porqué es importante conocer nuestra reserva ovárica?

Primero hay que entender que es y para que nos sirve, la reserva ovárica nos indica la cantidad de óvulos con lo que cuenta una mujer en un momento determinado de su vida, es por ello que conocerla es de suma importancia para saber un poco más de su fertilidad y las posibilidades de conseguir el embarazo. (Aunque obviamente no es el único indicador que tenemos de nuestra salud reproductiva).

Teóricamente (porque como siempre les digo todos los cuerpos y cada mujer es distinta) el periodo de mayor fertilidad se produce entre los 16 y los 30 años, donde por lo regular se tiene una buena CANTIDAD Y CALIDAD de ovocitos.

Entre los 30 y 35 años, aún es una excelente etapa y aunque no se considera al 100%, no deberíamos tener problemas para conseguir un embarazo saludable, y por ultimo la curva promedio de la reserva ovárica da un bajón aproximadamente a la altura de los 35 años, de ahí que sea una edad que muchas tenemos clavada en la mente para la maternidad. Sin embargo esto no es determinante para poder lograr un embarazo.

Quiero dejar súper claro, que la razón de escribir este texto es que la edad NO ES EL UNICO factor determinante para una buena reserva ovárica, además de la edad, existen otros factores muy importantes que pueden afectar negativa o positivamente sobre la cantidad de ovocitos que tiene una mujer y la rapidez con la que su reserva ovárica va disminuyendo.

Estos son algunos de los principales factores negativos:

  • Tratamientos médicos y quirúrgicos que someten al cuerpo a estrés físico.

  • Radio y quimioterapia,

  • Estrés mental y percibido.

  • Sobrepeso y Obesidad.

  • Padecimientos como la endometriosis o SOP.

  • Infecciones pélvicas o cérvico-uterinas .

  • Malos hábitos y estilo de vida (mala alimentación, sedentarismo, tabaco, alcohol, alimentos procesos y azucares refinados).

  • Contaminación ambiental, elementos tóxicos en tu entorno, pesticidas, etc.

Ahora es muy importante saber donde estamos parados , como siempre les digo la información es poder, si sabemos que es lo que tenemos que trabajar, o en que nos tenemos que enfocar será mucho mas fácil lograr los resultados que esperamos :)

Las dos formas más comunes de conocer tu reserva ovárica son:

Recuento de Folículos Antrales.

Esta se realiza a través de una ecografía vaginal, donde podemos identificar los folículos antrales al tener un tamaño de entre 2 y 10 mm, y tener una acumulación de líquido en su cavidad interior (antro).

Se considera que se tiene una reserva ovárica normal si los folículos se encuentran entre 6 y 10 folículos antrales.

Tendremos una reserva ovárica baja con un recuento inferior a 6 y una reserva ovárica alta si es superior a 12.

Analisis de la Hormona Antimulleriana

La hormona antimulleriana es una sustancia producida por los folículos del ovario. Esta hormona nos permite tener una aproximación de la reserva ovárica de la mujer. Si se presentan altos niveles de AMH, es un indicador de una maduración de muchos óvulos, y por tanto, de una buena reserva ovárica.

Un valor de entre 0,7 y 3,5 ng/ml indica una reserva ovárica normal.

Valores por debajo de 0,7 ng/ml se considera una reserva ovárica baja.

Valores superiores a 3,5 ng/ml señalan una reserva ovárica alta.

Ahora ya sabemos donde estamos parados, pero que puedo hacer yo para mejorar mi calidad de óvulos y mi reserva ovárica? ¿Es posible?